6 razones para no contratar un seguro de coche que sea excesivamente barato.

¡ Cuidado con contratar seguros muy baratos!

Cuando nos cambiamos de Aseguradora o compramos un vehículo y lo aseguramos, lo primero en lo que nos fijamos es en el precio. 

 

Ajustarlo demasiado puede hacernos perder coberturas importantes o que no lleguen a cubrir el siniestro que suframos.

 

Lo recomendable es realizar un estudio acorde a tus necesidades y a tu presupuesto, pero no fijarse únicamente en el precio. Te explicamos por qué.

1. No tendrás coberturas habituales.

Los seguros de coches más económicos solo se centran en las coberturas obligatorias por Ley. 

Precisamente estas coberturas son las que menos se suelen usar.

Los seguros más baratos eliminan coberturas como la asistencia en carretera inmediata o la grúa desde el kilómetro cero. 

Una cobertura que es muy importante ya que nos puede pasar cualquier incidente en nuestro día a día.

2. Tiempo de espera en las emergencias.

Para poder ofrecer precios tan bajos las Aseguradoras deben eliminar coberturas, servicios y calidad. 

En caso que sufras una emergencia y necesites asistencia o ayuda los tiempos pueden ser bastante prolongados.

Hay compañías que especifican el tiempo máximo que tardará la grúa en llegar y otras, sin embargo, no especifican el tiempo. 

Si necesitas asistencia cuando estás yendo de viaje o a una reunión importante, estamos seguros que querrás saber el tiempo que tardará la grúa en llegar y que éste sea lo más breve posible.

traffic, road, street-3612474.jpg

3. Eres el conductor, ¿quieres estas protegido?

Muchas veces por desconocimiento pensamos que en un seguro de motos por ejemplo,  el conductor sí o sí está cubierto, pero los seguros de motos, no funcionan así.

Al elegir el seguro más barato una de las coberturas más esenciales que no tenemos es la de «daños al conductor’’, puede que no la tengamos contratada o que su cobertura económica sea tan baja que no va a cubrir al 100% y sea el cliente el que tenga que pagar de su bolsillo, por ejemplo, la asistencia sanitaria.

4. ¿Necesitas coche de sustitución?

Hoy en día usamos el coche para prácticamente todo. Si en tu caso lo usas para ir todos los días al trabajo, llevar a tus hijos al colegio… no podrás quedarte sin él.

Para evitar este problema asegúrate que tu póliza te incluye coche de sustitución y en qué casos y de qué forma.

5. Si tienes un taller de confianza no podrás llevar tu coche allí.

Las Aseguradoras para poder ofrecerte el seguro tan barato es muy probable que esta cobertura no la tengas. 

No dispondrás taller de libre elección y tendrás que llevar el coche a los talleres concertados que tenga la Aseguradora

6. ¿Te has quedado sin batería, sin gasolina o con una rueda pinchada?

Son cosas que pueden pasarnos en el día a día y que nos puede producir un quebradero de cabeza si nuestro seguro no nos cubre. 

Si elegimos un seguro excesivamente barato nos podemos encontrar con que en estos casos no nos puedan ayudar.

Como has podido ver un seguro de coche es mucho más importante de lo que pensamos. 

En nuestra vida cotidiana, nuestro día a día nos pueden pasar innumerables situaciones que necesitemos ayuda de nuestro seguro.

En la mayoría de veces lo barato sale caro.

Nuestro consejo es que siempre acudas a un profesional que te ayude y te aconseje, le expliques cuales son tus necesidades y el presupuesto que tienes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba Call Now Button