¿Cuánto cuesta un entierro si no tengo contratado un seguro de decesos?

¿Qué nos cuesta un entierro?

Cuando perdemos a un familiar, no solo tenemos que enfrentarnos al duelo, sino también a todos los gastos y trámites administrativos que conlleva.

 

El gasto medio que tiene oscila los 3.000€ pero puede llegar a superar los 6.000€ o más.

 

Si estás pensando cuánto puede costar un entierro y si de verdad es necesario un seguro de decesos, te invitamos a que sigas leyendo.

 

¿Qué gastos tiene un entierro?

¿Qué gastos tiene un entierro?

Como gastos básicos tenemos los siguientes:

  • Féretro.
  • Recogida y traslado del cuerpo.
  • Coche fúnebre.
  • Tramitación de la documentación esencial.
  • Centro de flores.
  • Preparación estética del fallecido.
  • Acto de incineración o entierro.
  • Tasas administrativas por gestiones y certificados.

Normalmente a estos gastos hay que añadirles otros:

  • Estancia en el tanatorio: velatorio 24 horas.
  • Corona de flores.
  • Sábana sudario.
  • Traslados necesarios con un máximo de 50 kilómetros.

Según la OCU el precio medio de un féretro asciende a 1200€.

¿Qué es lo más caro en un entierro?

  • Ataúd. Es el elemento básico más caro. Existen distintas formas, diseños y colores.
  • Lápida. Otro elemento básico en un entierro. Su precio oscila entre 500 y 3000€. El material, tipo de decoración, modo de inscripción y estética determinarán el precio final de la lápida.
  • Existen 3 tipos de sepultura y cada una de ellas tiene un precio diferente:
    • Es una tumba excavada en la tierra donde se coloca el ataúd y es un tipo de sepultura bastante costosa, aunque es habitual que algunas familias tengan espacios comprados en los cementerios para poder enterrar a los familiares juntos.
    • En este tipo de sepultura la tumba está excavada en huecos construidos en una gran pared en la que se introduce la caja funeraria y se sella con la correspondiente lápida. Su precio oscila entre 300 y 700€.
    • Se trata de un tipo de nicho dividido en diversos compartimentos más pequeños. En estos espacios se colocan las urnas con las cenizas de la persona que ha fallecido. Esta opción es la más económica.
  • Transporte y/o repatriación. Es el primer gran gasto y el peor de los trámites. El coste económico de trasladar a un fallecido para poder enterrarlo, por ejemplo, en su pueblo o país de origen es muy elevado.

.

No se trata de un seguro obligatorio, pero sin duda ofrece innumerables ventajas.

 

La póliza de decesos cubre tanto el entierro como la gran mayoría de trámites y gastos que se relacionan con una defunción. Además. estos seguros han ido renovándose, ofreciendo coberturas más cotidianas como puede ser seguro de viaje, teleasistencia, protección jurídica o asesoramiento sin tener que estar relacionado con el duelo.

 

No tener un seguro de decesos implica que todo sea más doloroso y cansado e incluso ser una carga económica grande, cuando es la familia la que tiene que pagar todos los gastos.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio
Ir arriba Call Now Button